JORNADAS Y EVENTOS BY MATRIOSKAS

Nuestra Asociación apuesta por celebrar días significativos familiares, incluyendo a todo tipo de familias de nuestra sociedad actual (la heterosexual, homosexual, monoparental…). Y aunque nuestros pequeños no estén con nosotros en la vida terrenal, sí lo están en nuestro alma, nuestro corazón y nuestro pensamiento y seguirán formando parte de nosotros, de nuestra vida y de nuestra normalidad, haciéndoles un hueco en nuestras celebraciones, aunque maternemos y patrernemos de otra manera. Así, El Día del Recuerdo, La Navidad, El día del Padre,  de la Madre, de los Abuelos… todas estas jornadas se incluyen en nuestra realidad, nuestra página y nuestro blog, para todo el que quiera y sienta compartir estos días señalados en la misma línea.

DÍA DEL RECUERDO 2020

 

ENCUENTRO NAVIDEÑO 2020

https://www.youtube.com/watch?v=RuIq7xD5EKE&t=1s

https://www.youtube.com/watch?v=RuIq7xD5EKE&t=1s

DÍA DEL PADRE Y PAREJA 2021

DÍA DE LA MADRE 2021

DÍA DE LOS ABUELOS, TAMBIEN EN DUELO (26/7/21)

Feliz día de los abuelos, también en duelo (26/7/21)

“Se supone que  los bebés no se mueren. Va en contra del orden natural, pero cuando sucede sacude los cimientos de toda la familia. Es muy común ver la devastación en los ojos de los abuelos, pues se sienten destrozados por el hecho de que su nieto ha muerto y se sienten impotentes ante el dolor de sus hijos. No saben qué hacer. Ellos desean proteger a su hijo / -a, hacer lo que sea para mitigarles el dolor, pero ya sabemos que no hay nada que consuele esa pérdida. Y con un “lo siento” o con  frases que tradicionalmente aprendieron desde su juventud intentan calmar el dolor, siendo a veces contraproducente para sus hijos. Debemos entender que la pérdida de esa vida es un dolor doble para los abuelos, porque sienten pena por su nieto y también sienten pena por su hijo /-a, quien está viviendo el peor dolor de su vida. Y eso les genera mucha impotencia.

Como en la mayoría de las situaciones de apoyo, reconocer y validar la lucha o el dolor de una persona ayuda a darle un nombre. También les ayuda a comprender sus sentimientos de impotencia, a saber que lo que están sintiendo es ‘común’ en esas circunstancias y les ayuda a saber que no están solos.

Los abuelos también necesitan apoyo.

Entender su perspectiva

Los abuelos pueden ver las cosas de manera diferente a los padres. Eso puede dificultarles la comprensión de las decisiones que tomen sus hijos (los padres del bebé). Pueden provenir de una generación que no cree que los papás deberían ver y sostener a su bebé o tomar fotografías. Pueden o no entender la importancia de hacerlo.

Los abuelos a menudo filtran a través de lo que piensan que es mejor para tratar de proteger a sus hijos, a veces pensando que si pueden protegerlos no dolerá tanto. Los padres pasan toda su vida protegiendo a sus hijos. Tiene sentido que en el momento en que sus hijos experimenten el peor dolor imaginable quieran encontrar una manera de cuidarlos.

La pérdida de esa vida es un dolor doble para los abuelos, porque sienten pena por su nieto y también sienten pena por su hijo.

Ser sensible a la pérdida de un abuelo

La experiencia de ver a una hija con una gestación frustrada, dar a luz a un bebé con una vida breve o que nace y muere al poco tiempo puede desencadenar recuerdos de su propia pérdida, si es que las hubo.

Si estás frente a un abuelo que ha pasado por ello sé sensible a sus propias historias, pues es posible que esté procesando el dolor reprimido durante años mientras sostiene a su nieto. Dale la oportunidad de procesar su pena por el niño que perdió, así como la pena que siente por la muerte de su nieto y el dolor que siente su hijo.

Incluye a los abuelos

Sentirse impotente cuando un hijo está sufriendo puede paralizarlos. Si eres amigo o familiar incluye a los abuelos en tareas en las que puedan ser útiles: hacer de comer, ayudar en labores domésticas, hacer la compra, salir a airearse con los hijos (padres del bebé fallecido)… Si eres el abuelo, comprende que tal vez los padres no saben cómo incluirte en ese momento. Nunca han pasado por algo así y su dolor es más grande que cualquier otra cosa así que pueden reaccionar de distintas maneras. En estos casos, la información sobre este tipo de duelo es fundamental para toda la familia.

Ayuda externa

Es importante valorar la posibilidad de ayuda externa para transitar este difícil duelo y sea extensible para toda la familia, especialmente en las primeras fases donde el dolor es tan profundo que bloquea el avance. Existen asociaciones de apoyo como estas para arrojar luz en tan oscuro camino, y para acompañar durante el proceso, resolver dudas, recibir comprensión y cariño… espacios donde la libertad de expresión, en estos momentos más que nunca, son la mejor medicina para un duelo sano.

Feliz día de los abuelos, también en duelo

img

2.09%

Tasa de fallecimientos neonatales en España en 2019 (por cada mil nacimientos)