AQUEL ATARDECER EN LA PLAYA 🌅

Me encuentro en estos momentos en el punto más doloroso, difícil y crucial de mi duelo… quizás ahora empieza el verdadero, el que de una manera firme me permita que esta herida que sangra tanto dolor llegue a ser una cicatriz de amor, el que me permita elaborar la historia real y a partir de ahí poder transformar esta tristeza que inunda mi alma en otros sentimientos que me dejen respirar y vivir en paz y a mi hija junto a mi…

Hace unos días estuve en la playa y recordé el último atardecer junto a mi niña mirando al mar y como le decía que a lo mejor algún día lo veríamos juntas de la mano… Todo cambio cuando aquel día volví a ver ese atardecer y me di cuenta que mi mano estaba vacía y que siempre lo estará… Lloré mucho, como nunca antes lo había hecho…sin consuelo, desgarrada…no había nada que me calmara porque lo único que podía con aquello era tener su mano agarrada a la mía…y no estaba…y nunca llegará ese momento…
Al día siguiente cuando recogí su cajita de recuerdos y tocaba su cordón, sus huellas, su arrullito con el que estuvo arropadita contra mi pecho, manchado de su sangre que es la mía, ese vínculo que será eterno… que hace que ella sea mía y yo suya…que nos hace ser las dos una… reafirmó lo que sentí aquel día mirando al mar infinito enfrentándome a esa cruda,real y desnuda realidad que había ido escondiendo porque no era capaz de mirarla cara a cara… Por primera vez pronuncié ese ” no está”…y esa crudeza me llevó a sentir un dolor descarnado que hizo que me diera de bruces con la realidad…
Ese dolor descarnado no es retroceder en el camino o pensar que todo se acabó aquel día que mi hija nació para un nuevo amanecer…todo lo contrario… para mí ha supuesto aceptar, por primera vez, esa parte real siendo el punto de inflexión para avanzar y poder conseguir esa paz que necesito, dejar atrás esa impotencia, esa ira con la vida y poder llegar a vivir con mi hija de otra manera…
Hasta ahora solo había dado pinceladas e intentos que no me llevaban a ninguna parte porque no era capaz de enfrentarme a ese “no está” y ya nunca estará de la forma que quería… enfrentarme a que nunca más volveré a abrazarla ni a besarla ni a ver ese atardecer cogidas de la mano… enfrentarme a que esa preciosa niña,mi hija,que tuve entre mis brazos jamás la veré convertida en mujer… enfrentarme a que ella no será la que junto a sus hermanos me dijera al final de mi paso por este mundo…”hasta la vista mamá,que tengas un feliz viaje a la eternidad…” En definitiva, enfrentarme a que no la tendré de manera real, tangible…de esa forma con la que siempre soñé…
Esta realidad descarnada, llegar a aceptarla será el inicio de una nueva vida junto a mi hija…que pueda sentirla cerca, que su recuerdo viva en mi dejando ese anhelo que jamás podrá materializarse…que jamás podrá tomar la forma deseada y soñada y que solo me crea más dolor, más impotencia, más angustia y tormento…
Darme cuenta de todo esto, mirarlo de frente está siendo muy duro… tremendamente doloroso pero es el paso que tengo que dar para vivir en calma mi historia… nuestra historia…y poder darle ese maravilloso, único y especial lugar que se merece mi hija,mi ángel, mi estrella, mi trocito de alma… porque todo este laberinto de deseos imposibles, de querer cambiar su destino, de querer borrar la historia y escribir otra distinta, el hacer una y otra vez bucles que no me llevan a ningún sitio…tan solo aumentan el dolor y quitan espacio en mi vida a Beatriz Paz y la necesito cerca, sin que nada se interponga entre nosotras, para poder seguir viviendo…

Todo este proceso necesita tiempo…estoy en el camino…un camino duro, que duele hasta dejarme exhausta pero lograré que en mi corazón se respire paz para que mi hija también la sienta…

Es difícil poner palabras a lo que siento… incluso complicado de entender en ojos ajenos…
Sigo, aunque algo más en silencio…un silencio necesario… junto a todas las personas que formáis parte de mi vida y de la de mi hija Beatriz Paz 💝

Te quiero con toda mi alma mi capitana y te echo de menos infinito 💝🌹

Lourdes, mamá de Beatriz Paz, capitana de un gran ejército 💜

Artículos relacionados

26 julio, 2021

La historia de los dedos

LA HISTORIA DE LOS DEDOS   Tras mucho tiempo

12 julio, 2021

Eres tú

ERES TÚ…💝   Cuando por la mañana me despierto

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =