A mi ángel de la guarda María José
La vida me puso una prueba en el camino en el momento más feliz de mi vida, quiso que fuera mamá de una niña preciosa pero no dejó que se quedara conmigo, la vida quiso que se convirtiera en una estrella y dejó un hueco en mi vida para siempre.
Fueron dos días difíciles, de miedos, desolación, vacío, despedida y también hubo tiempo para el amor, amor madre e hija, por poco tiempo pero también hubo momento para el amor y algo consuela.
Y todo eso lo viviste conmigo y si fue menos duro es porque estuvisteis allí, porque me arropaste, me aconsejaste, me entendiste, me consolaste y me hiciste sentir menos sola, cuando la vida se derrumbaba y apagaba a mi paso.
Gracias, mil gracias de corazón. Jamás podré agradecerte todo lo que hiciste por nosotros, porque traspasó la profesionalidad, sentiste mi dolor tuyo y eso demuestra tu valor personal, no solo eres una excelente matrona, eres buena persona y quiero reconocertelo, porque te lo mereces.
Siempre me acordaré de ti, siempre. Solo puedo darte las gracias una y otra vez.
Y decirte que siempre formarás parte de nuestra historia. Te deseo una vida repleta de amor y felicidad.
Y espero que el día que sane mis heridas y está vida me permita ser de nuevo mamá, también pueda compartir contigo mis momentos de alegría. Y nos acordemos de mí estrella Gades.
Con todo el cariño del mundo y esperando que este escrito te sirva para valorarte como profesional y persona. Se despiden unos padres agradecidos.
Miriam + Carlos + Gades.

Artículos relacionados

25 septiembre, 2022

Héroes y grandes historias de amor

HEROES Y GRANDES HISTORIAS DE AMOR ✨💝🦋 En recuerdo

25 abril, 2022

MÍA

En memoria de MÍA La posibilidad (o no) de

1 Comment

    • Matrioskas
      16 noviembre, 2020 at 1:36 pm Reply

      Gracias Miriam por tu testimonio de agradecimiento, generosidad y amor infinito en pleno duelo de tu hija. Tu carta transmite y nos enseña. GRACIAS

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 4 =